EN CONFESIÓN

Falta apenas un mes para que estemos de cumpleaños en el blog. No tengo muy claro como puedo celebrarlo (acepto ideas) ni sé si debería hacerlo. Sopeso los pros y los contra para no llegar a ninguna conclusión válida. Nada nuevo.
Durante los casi tres años que llevan las gotas deslizándose por la escalera, desde sus inicios esporádicos hasta su cuasi diaria continuidad, he juntado letras en textos, sin orden, guión o concierto. He inventado historias, se ha entremetido la actualidad y sobre todo he hablado de mí en primera persona y sin tapujos.
Hace unos meses me preguntó alguien si no me daba miedo exponerme publicamente. Me quedé sorprendida. No lo había pensado. En cada faceta de mi vida soy yo, sin dobleces, sin recovecos, transparente para lo bueno y para lo malo. Por qué era necesario esconderse, para qué guardar parte de mí, con qué propósito, ni supe contestar entonces, ni lo sé ahora. Lo fascinante, en todo caso, es que alguien quiera leer lo que siento o lo que soy, pero para mí, estas gotas son el diván del psiquiatra, el confesionario de la Catedral, el amigo que me escucha y en ocasiones, pura diversión.
He comentado sin pudor, es cierto, mis miedos, mis traumas, mis fracasos, pero también mis alegrías, mis victorias, mi superación. Me he sentado en uno de los peldaños a vaciarme, como si le contara a la portera mi día a día. Reivindico desde aquí a esa noble profesión que está desapareciendo. Los porteros, los barman, y los peluqueros han hecho por el psicoanálisis más que los argentinos.
En este tiempo he dejado patente mi falta de autoestima, mínima, inexistente, lo he hecho como si mi problema fuera la psoriasis, la ceguera o si estuviera luchando contra el cáncer, por la misma razón, para normalizar una “enfermedad”. Conocer el problema y haberlo batallado -sin éxito- es tan real como quien espera tratamiento efectivo para la diabetes, convives con el problema, lo aceptas, lo llevas con comodidad en el día a día, pero esperas que un día desaparezca. Los problemas de carácter psicológico o mental son tan reales como los físicos y tampoco hay que esconderse. Yo aquí no lo he hecho.
Creo, puedo equivocarme, pero me baso en mi experiencia, que por mucho que los demás lo intenten, por mucho que el médico esté evaluando y mandando pastillitas, por inteligente que seas…si quieres machacarte, siempre encontrarás una oportunidad.
Por poner un ejemplo…si alguien me dice que un día estoy muy guapa, mi cabeza procesa o que son caritativos o que se están riendo se mí, luego me doy cuenta y “me regaño”, pero por supuesto no lo puedo asimilar como cierto, aunque lo agradezca como tal. Sufro con los halagos.
Todo esto viene a que ayer, por primera vez en mis casi cuarenta años, cuando me dijeron algo que me molestó, algo nimio pero que me pareció de muy mal estilo, pensé: “a ver quién se ha creído, yo valgo mucho para que me traten así”. Sonó tan raro, tan nuevo, tan distinto, en mi cabeza que hasta me temblaron las piernas. Lo prometo. Luego me pregunté si no había sido demasiado soberbia al pensar así, hasta se me saltaron las lágrimas, pero creo que no, que fui justa, hay comportamientos que aunque tontos, no deben asumirse. No dije nada, no sé si lo diré, pero por primera vez pensé bien de mí.
No sé si es un pequeño paso, un click en mi cabeza, una casualidad, un hecho aislado, o el comienzo de “curarme” y de volverme normal, pero me sentí orgullosa de haber tenido ese pensamiento, no es mucho, pero para mí es importante.
Y como os lo cuento todo, como no escondo nada, no podía dejar pasar las 15 gotas de hoy sin comentarlo, sé que os alegráis por mí…y yo os lo agradezco tanto…

Anuncios

3 comentarios en “EN CONFESIÓN

  1. Leer las quince gotas no es un castigo, es un placer. Leer lo que ha escrito Rocío –una amiga a la que todavía no conozco- y ver como Rocío, cada día, va encontrando su voz y escribiendo mejor, es un premio. Y sí, usted vale mucho y tiene que hacerse valer, que ya está bien de tanta tontería. Eso sí, sus consejos para hombres son un absoluto disparate. Pero, ¿y lo que bien que lo pasamos?

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s