PASIÓN DESBORDADA

De mí se podrán decir muchas cosas, y no todas buenas, incluso pudiera darse el caso que a la hora de intentar decir algo de mí, la persona interrogada sólo acierte a preguntar “¿qué dices de quién?”. Tampoco pasaría nada grave, durante toda mi vida -aunque sé que hay quien no me cree- sólo he aspirado a pasar desapercibida, ser un anodino ser, dentro de una marabunta humana. De pequeña me leí un libro que se titulaba “Historias de ninguno” y comprendí que ese era un gran don, el mejor, estar sin que se note.

De entre todas  las cosas que no se pueden decir de mí es que sea una mujer de autoestima indestructible, que soy rubia o que soy una alicaída princesita que vive con la inercia que le proporciona la desidia; es decir, no soy una frágil y etérea doncella. Lo mío es la pasión. Creo que si me dedicara a la contemplación entre frases almibaradas y sin lanzarme al fango de la vida, me castigaría cara a la pared, en el rincón de pensar o dejaría de hablarme. La pasión, sin embargo, me quita invisibilidad. No se puede tener todo.

Inciso: La cantidad de frases profundas que están sólo llenas de vacío y nada, cuando en realidad lo bueno es vivir tan apasionadamente que surfees por las palabras, y llegar a una edad que no necesites más que recordar entre sonrisas para no necesitar escribir esas frases “intensitas”.

Vivo con pasión. No quiero decir que mi vida sea una constante sexual en la que el único pensamiento válido sea ese que me comentan que forma la base literaria (perdonen la sonrisa) de las famosas “50 sombras de Grey”. Para mí no hay más sombra que la de Peter Pan. No es que mi guardarropa se reduzca al corpiño y que a la hora de mandarlo a lavar lo cambie por un conjunto mínimo acompañado de un sensual liguero. Que sí, pero no. Es que cualquier pequeña cosa se me vuelve imprescindible y constante, quizás no durante toda mi vida, pero mientras me dura esa pasión es mi locura y mi único pensamiento.

No importa que sea una fiesta, una ciudad, un libro, una persona…una relación, mientras dura me gusta pensarlo, imaginar historias paralelas a las reales, dedicar prólogos -y sobre todo epílogos- a lo que me obsesiona, recordar los grandes momentos que me ha dado esa circunstancia y así disfrutar el quíntuple de lo que me gusta.

Los libros son compañeros ideales para mis pasiones porque le invento otros finales, como a las películas, me meto dentro de ellos buceando como un personaje más, sufriendo y viviendo lo que le sucede a alguno de los protagonistas o, mejor aún, como un personaje nuevo y escondido del que nadie se percata pero que no se pierde ni un sólo detalle.

Con las personas es más difícil, es complicado encontrar a alguien que esté a la altura de mis fantasías, y no es una frase sobrada de autoestima o egocentrismo (ya he comentado que de eso carezco), es que sólo las que son muy especiales pueden ser buenas parejas de sueños. Este juego lo disfruto en soledad, como otros…,  porque entiendo que puede haber gente que se asuste y piense que, si me miran bien, soy una Annie Wilkes, la protagonista de “Misery”, pero en realidad es que una vida me resulta demasiado simple para vivirla sin extrapolar a mundos paralelos inexistentes. No todo el mundo sirve para acompañarme en mis ensoñación, incluso si alguien me falla o no me demuestra que en realidad era tan especial, lo que más me duele es haberlo metido en mis otras vidas.

Igual si me dedicara a vivir sólo una vida, de una manera más reposada, sin la mente al borde de la ebullición constante sería más respetable, más serena, más cuerda…, pero me perdería demasiados detalles de lo que me sucede y de lo que no sucede. Como vivo en mi imaginario, creo que no me compensa, puede que sea una pasión desbordada, no lo niego, pero no concibo otra forma de vivir la vida…

Anuncios

2 comentarios en “PASIÓN DESBORDADA

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s