FOTOS ROBADAS

Este verano y durante varios días porfié que yo no duermo nunca boca arriba y que siempre he necesitado ponerme de lado, sobre mi lado izquierdo, para conciliar el sueño y siempre, tras pasar por unos segundos o minutos sobre el lado derecho y unos instantes boca abajo. Peleé con cabezonería porque es lo que hago a diario, nadie me conoce mejor que yo. Es mi tradición, mi costumbre. Y sé que no tiene lógica alguna, pero lo hago así desde pequeña y mi madre siempre bromea con eso.

Es cierto que durante el verano tener el pelo largo incomoda bastante el descanso, sobre todo si no quieres dormir con la melena recogida. En mi caso es que me produce dolor de cabeza. Lo descubrí tarde y después de mucho sufrir, así que ahora prefiero morir asada que de dolor de cabeza. Ese calor infernal del mes de julio con noches de veinticinco grados,  cambia el humor, los hábitos y deja de ser uno mismo. Porque el calor de verdad es el de la última semana de julio, lo de agosto ya es el final. (Cómo echo de menos el calor…)

Como única defensa a mi empecinada ristra de argumentos me hicieron una foto dormida durante la siesta. Fue una traición en toda regla. Me callaron de golpe. Ahí estaba yo, profundamente dormida, boca arriba (¡boca arriba!) como Isabel la Católica en la Capilla Real, con las manos cruzadas sobre el abdomen, con mi vestido minúsculo, el pelo hacia arriba ocupando la almohada y liberando mi nuca. Como diría Sheldon Cooper me soltaron un “Bazinga”, o lo que se tradujo como “zas, en toda la boca” .

Yo siempre he sido defensora de que las mejores fotos son aquellas en las que no somos conscientes de que nos las están haciendo. Las fotos naturales de verdad, sin el como – “ponte como normal”- , en las que no hay una postura impostada o imposible, como las de algunas modelos que no sabes si está sentada en un sillón o cayó desde un quinto y tuvo la suerte de tener debajo una chaise longe. Especial mención a las fotos en las que acabamos cayendo en la sonrisa forzada que son esas en las que sacamos un perfil de psicópata que no somos – no solemos ser-. Cuando un (buen) fotógrafo nos hace una foto mientras estamos distraídos me parece que capta mejor como somos de verdad, aunque salgamos con michelín, con papada o con los labios en su modo y forma natural y no como si los hubieran hinchado con el bombín de la bici. Es cierto que a veces es muy crudo verse de verdad. Por eso supongo que nacieron los filtros y el “fotochó”.

Yo reconozco, y ahora confieso públicamente, que más de una vez he tirado de selfie sólo para encontrarme los fallos. Que son muchos. Autofoto a cuerpo entero, de la cara, y hasta del pelo. Es una actividad que entretiene bastante, en función de los errores, y quizás no sea muy sano mentalmente, pero a mí no se me podrá negar un gran poder de autocrítica.

Lo que ocurría en mi foto yacente es que no sólo estaba distraída es que estaba cuasi inerte, casi inconsciente. Era yo, pero no me parecía a mí. Me faltaba vida. Y con los ojos cerrados parece que estoy muda. Si yo hubiera sido Aurora, la Bella Durmiente, habría entendido perfectamente que el Príncipe hubiera pasado de besarme, dormir eternamente no está tan mal y los dragones pueden ser muy útiles. Era un espectáculo dantesco, estaba horrible. El Conde Drácula tenía mucho mérito para salir tan elegante en su ataúd. Si no fuera porque la borré avergonzada cuando pensé que se podría dar el caso de que me robara el móvil un clan de malhechores que además luego me intentaran chantajear con publicarla y yo tuviera que vender las joyas de la abuela para evitar la mofa internacional, la pondría, porque total, no tengo vergüenza, pero de verdad que daba miedo.

Así que concluyo que está muy bien que te hagan fotos naturales, sin poses, de manera “robada”, pero hay un límite…estar consciente. Y si no me creéis, haced la prueba.

Anuncios

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s