QUIÉN DIJO MIEDO…

image

No hay duda que la vida nos pone a veces a porta gayola y no hay más remedio que ajustarse la taleguilla, encajarse la montera y dejar que la torería forme parte de nuestra epidermis, sudando el miedo.
Persignarse furtiva e íntimamente. Encomendarse al de Arriba, confiar en la ayuda de la cuadrilla, sabiendo que alguien, lejos, confía más en nuestra capacidad que en la suerte. Que no se desdeña.
Va por ustedes señores.

Anuncios

Un comentario en “QUIÉN DIJO MIEDO…

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s