FELIZ NAVIDAD

Ha llegado uno de los días más tradicionales en este blog. Como hay muchos nuevos -gracias a todos, no me cansaré de daros las gracias por pasar por aquí y tener un ratito para mis letras- lo voy a explicar. Intentaré no enredarme mucho ni hacerlo muy pesado, pero a veces divago y no sé muy bien a que se debe. Bueno sí, a que tengo más carrete de la cuenta. En persona soy igual, por si algún día me veis, que sepáis al miura que os enfrentáis. Menos mal que no es cuestión de telegramas (¡qué cosa más antigua!) porque me saldría por un dinerito cualquier mensaje.

Llegando estas fechas, como casi todos, es irrenunciable el momento de salir de la rutina y volverse más familiar, más ocupado en tareas de cocina, avituallamiento y regalos… y sobre todo es la época de reencuentros. A los días le faltan horas. Es por eso que igual fallo alguno y aunque esta temporada he intentado no faltar de lunes a viernes, incluso haciendo alguna incursión de sábado para adultos o fotos maravillosas los domingos, reconozco que durante las vacaciones escolares me resulta más difícil poder derramar gotas.

Espero, no obstante, que a la vuelta pueda ver las mismas caras asomadas a la barandilla de la escalera, o por lo menos que vayáis llegando. Comprendo que no es muy “decente” lo que hago, pero es que me tengo que volver más madre, más hija, más nieta, más tía, más nuera, más cuñada (en el buen sentido de la palabra) y hasta  más mágica. Bueno, un poquito. Os voy a echar mucho de menos, si sirve como atenuante.

A la vuelta, estaremos casi estrenando año, y reconozco que el dos mil catorce se me ha pasado volando, hace nada estaba echando pestes del dos mil trece, y no podéis imaginaros lo que quiero que vuele el dos mil quince, pero tampoco vamos a ponerle trabas al año que llega, todavía viene sin estrenar y no vaya a ser que me coja manía o se me tache de radical. Pobre, habrá que darle una oportunidad. Mi abuela, la nonagenaria y casi centenaria más guapa que hay (para mí), es toda una matriarca fetén, y ejerce de ello, así que tiene un poder de convocatoria que ya quisieran monarquías europeas. Llega Navidad y en un orden u otro vamos todos, y no somos pocos. El año pasado, mientras preparábamos con ella las uvas de fin de año, le comentamos que el año se había pasado volando, y con esa flema británica que tiene por parte de sangre (y de educación, sobre todo) nos dijo muy tranquila: “a mí se me ha pasado volando el siglo”. Así que la cuestión debe estar en relativizar y no dar tanta importancia al cambio del taco del calendario, sólo es una hoja nueva, una más, como cada amanecer.

Por lo que pueda pasar, que esto son dos ratitos, pasadlo lo mejor posible, y aunque haya momentos en los que el nudo de la garganta tenga como efecto secundarios lágrimas rodando porque echemos tanto de menos a los que no están que nos falte el aire, que esto no nos impida disfrutar de los que aún tenemos al lado.

Feliz Navidad a todos y feliz año nuevo.

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “FELIZ NAVIDAD

  1. Felices pascuas y próspero año nuevo para todos vosotros, encantadora familia
    Gracias a ti por tus gotas que nos han alegrado los días
    Aquí estaremos esperándote
    Un beso

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s