A DÍA DE HOY

Esta mañana muy temprano con el eco de las nuevas palabras que la RAE se empeña en añadir en un diccionario que cada vez produce menos limpieza y más risas, me acercaba a mi red social de cabecera: el tuiter (que ya se puede escribir así y que me entran muchas ganas de escribir de otra manera sólo -con tilde- para tocar un poco las narices de los señores académicos, que tan poco respeto me están mereciendo, por otra parte). La fiesta de las nuevas palabras de ayer me había dejado la mandíbula llena de risas y cierta resaca como de garrafón, pero es que esas palabras tan burdas jamás pueden ser más que de uso barato.

El siempre malhumorado @kalakahua tuiteaba un recorte de un titular de una entrevista a Monedero, creo que de la prensa nacional de hoy. Monedero es el apellido de un señor que está al final de la coleta de Pablo Iglesias, el de Podemos, no el otro. Es el que quiere ser alcalde de Madrid, lo pretende y por eso se presentará a las elecciones locales cuando toquen, ahora que según ellos han derrocado a Juan Carlos I, tienen tiempo para organizarse. Lo tenían todo pensado.  Ser alcalde de un sitio como Madrid tiene que se un premio en la carrera política o al menos un regalo. Un obsequio especial,  algo mejor que las flores previo impulso, tiene que ser así si Ana Botella es ahora mismo la alcaldesa. Piénsenlo : Juan Carlos Monedero, alcalde de Madrid, y sienten algo, no me digan que no…

Adjunto recorte:

IMG_20141017_083953

Empezaré por el final. La Felicidad (ah ah ah ah, me sale como coletilla musical inmediata) es subjetiva y tan particular que no entiendo como van a conseguir que todos estemos felices si puede que mi felicidad dependa de la infelicidad de otro, y no necesito grandes ejemplos, ni se trata de grandes gestas. Digamos que mi felicidad es comer fuera de casa todos los días, para eso hay alguien que tiene que hacer la comida y servirla, para eso habrá madrugado y estoy segura que eso no le hace feliz… a ver como lo apañas Juan Carlos, compañero.

Supongo que tendrán de asesores a los del Ministerio de la Felicidad venezolana, que no hay más que ver los felices que están todos, sobre todo si piensan diferente al poder establecido. Y por otra parte…¿y mi derecho a no ser feliz? ¿Y si yo quiero ser una persona taciturna, triste y apagada, consciente de que lo soy, sin ser feliz siendo infeliz? ¿Por qué tengo que ser feliz por obligación? ¿Habrá inspectores?

Igual esto tiene que ver con lo primero, con que me van a moralizar. Mi lado público, entiendo, y no el privado, cosa que les agradezco, pero entraríamos en el debate de que es público y qué es privado porque para un comunista (si es que lo son, ahora dicen que no son de izquierdas), no hay nada privado ergo no tendríamos libertad de moral. Inmoral y amoral desaparecerían de nuestro diccionario, a saber qué se les ocurre poner en su lugar.

Yo me los imagino como unos Testigos de Jehová que vendrían puerta por puerta enseñando la nueva Constitución, el nuevo orden, la palabra de Podemos, o igual tendríamos que ir a conferencias, no me sé muy bien los caminos (inescrutables) que van a seguir para hacernos moralmente más adecuados. Tampoco sé cual es el tipo de moral que vamos a tener…hay tipos y no me dicen cuál me van a imponer. Y protestaban de la moral católica…

Pese a todo, lo que más me asusta es que vengan a democratizar el poder. ¿Se refieren a la República o a algo más? Si es a la República -de la que yo soy partidaria- ¿de qué forma? No todo vale. Quizás porque es lo que más puede afectarnos, lo más serio dentro del conjunto de despropósitos que se empeñan en panfletear, es lo que más me acongoja.

No querer pagar la deuda o cambiar la forma en la que está establecido el poder son, por ahora, las dos medidas que más miedo me dan. Debo entonces concluir por tanto, Juan Carlos, compañero, que estás minando mi felicidad, a ver como Podemos arreglarlo…

 

Anuncios

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s