DE NIÑA A…

La Humanidad, así a grandes rasgos, va de una especie determinada que se reproduce y que va modificando comportamientos a lo largo de los años. Otras especies también lo hacen y hasta desaparecen. La síntesis perfecta es que el ser humano evoluciona.

Hasta ahora nada nuevo, sólo dos ideas: reproducción y evolución. Quiero decir con esto que en realidad que “no hay nada nuevo bajo el sol”  (nihil novi sub sole) ; Eclesiastés 1.9. Todo está escrito y le ha sucedido a alguien antes.

Pero además de esto el humano medio es complejo. Descartemos a los demasiado simples y abandonemos los racionalistas pragmáticos. En el medio está la virutd (virtus in medio stat) y por lo tanto admitamos que las personas son egoístas y egocéntricas y por tanto creen que todo lo que les sucede a ellos es más importante, más nuevo, y en realidad sólo es cuestión de subjetividad.

Todo este pensamiento ha venido a mi mente hoy para consolarme. Me he visto de repente madre de una adolescente independiente. Ya era adolescente, siempre fue independiente, y llevo tiempo siendo su madre (exactamente desde nueve meses antes de nacer), pero hoy me ha parecido “que el alma le estaba cambiando… de niña a mujer” que cantaba Julio Iglesias.

No hay una razón especial, quizás que he pensando que no queda tanto para que cumpla catorce años, pero no ha cambiado nada (más allá de un curso en el instituto) sólo que hoy al mirarla me ha venido a la cabeza que ya mismo le tocará pasar por su primer desengaño amoroso y no podré hacer nada por salvarla. Además es justo que deba pasarlo, es sano y es lo natural, pero nadie quiere que sus seres queridos sufran.

Por mucho que estemos preparados y sepamos que es cuestión de naturaleza humana y que lleva siendo así desde el inicio de los tiempos, no creo que nadie en su sano juicio asuma con naturalidad que su hija, su niña, SU lleno de posesivo, tenga novio, amigo con derecho a roce, “le hable un chiquillo”, esté saliendo con… A mí me entran escalofríos.

“Es normal. Piensa en ti a su edad” … creo que me dicen como consuelo, pero la verdad es que entonces me entran jaquecas, vomitonas y espasmos musculares. Y si en vez de eso pienso en los varones que había en mi momento, entonces ya me entran ganas de pegármela con un velcro a la pierna. “Mamá, yo vendré con un malote” me dice para chincharme…y lo logra.

Sé que no puede ser, y sé que tiene que volar libre. Se enamorará perdidamente y ese alguien le hará caso o no, pero será un amor finito, la diferencia está en si llorará desde el principio o después, pero llorará y sufrirá. Eso le hará crecer. Le darán su primer beso (los de la guardería no computan) y es probable que la traicionen. Mientras todo eso suceda yo tendré que estar en la barrera, respetando su parcela de intimidad, esperando a que cuente lo que quiera contar, o siendo paño de lágrimas. ¡Vaya angustia! Esto es mucho peor que cuando te dan un bebé llorón con una tripa negra por ombligo.

Al menos queda el consuelo…Nihili est qui nihil amat.

Anuncios

3 comentarios en “DE NIÑA A…

  1. Pobre Rocío. Ánimo. Lo único que puedo decirte para darte fuerzas es que esos años pasan y que si haces bien tu parte –y tienes un poco de suerte- lo que viene después es maravilloso.

    Es como dices, se repite lo que hicimos pasar a nuestros padres pero con una diferencia, en nuestra época no había líneas de comunicación abiertas 24 horas. Cuidado con eso. Mi consejo es que no permitas zonas negras, tienes que tener las contraseñas de todo, luego miraras o no, tanto contenidos como tráfico, pero que sepa que puedes mirar.

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s