SÓLO CON PENSARTE

¿Sabes encanto? Me hubiera gustado conocerte en otro lugar, de distinta manera. Un hombre como tú, que disimula el vicio entre las miradas irónicas, y una mujer como yo que va pecando hasta en la manera de andar. No nos merecimos algo tan vulgar como que nos uniera el trabajo. Eso es tarea de mediocres contables de vidas cartesianas o de aburridos vendedores de seguros. Sí, lo sé, luego pusimos todo nuestro empeño en cambiar un mal principio y creo que lo conseguimos. Sólo es cuestión de modificar el orden de las cosas y que el inicio sea algo con tan poca importancia como para colocarlo donde queramos. Y yo quiero colocarlo en el punto justo donde servimos la primera copa sin barman.

Supongo que tuvo que ser así, sin expectativas, con el clima del aburrimiento sobrevolando un futuro inminente y el calor interno disimulado entre absurdas conversaciones laborales. Reconócelo, en el fondo tenías tanta necesidad de cambiar la historia como yo. Estoy segura que te aterraba que alguien como nosotros tuviera una relación tan anodina. Lo presentía, lo anhelaba y sin embargo al demostrarme que no estaba equivocada, no dejaste de sorprenderme. Jamás te lo reconoceré mirándote a los ojos, pero lo hiciste.

Comprendo que las mujeres que llevan implícito el cartel de peligrosa, no reflexionan tanto, pero ya sabes, encanto, que no soy lo que esperan de mí. Para algunos soy una santa a la que con el tiempo le descubren vida más allá de ellos . Para otros soy una libertina sin corazón a la que de repente le encuentran sentimientos y reflexión. Se empeñan en encasillarme como a los malos actores y yo soy difícil de encajar en una definición genérica y en un mal vestido.

Cuando un hombre te hace bucear demasiado en los recuerdos para tener la certeza de volver a sentir el mismo escalofrío y el mismo compás de un corazón acelerado, es que ese hombre merece más de ti. Sé que no me equivoco contigo porque siempre quiero saborearte con bourbon, justo después de despedir al barman… sólo con pensarte.

91416f98bf403201120e3b63b759d759

Anuncios

Un comentario en “SÓLO CON PENSARTE

  1. Supongo que no erais nada parecido a contables o agentes de seguros. No erais funcionarios ni empleados por cuenta ajena. Creadores, para los que el trabajo no es un castigo. Tampoco un premio, quizá sólo una circunstancia necesaria. Y ahí, podríamos decir, el trabajo libera…
    Viva la libertad.

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s