BEBER TEORÍAS

Soy generadora de teorías disparatadas que sólo me sirven a mí. A veces las cuento y a veces callo por temor a que alguien quiera internarme en la López Ibor. No es que ésta no me parezca una buena opción para unos días, es que incluso le veo un lado excepcional y tentador, pero tengo que seguir conviviendo sin (más) estigmas en esta sociedad.

Hay  una teoría -de las mías- que aúna amistad, avituallamiento, calzado y salidas festivas de largo recorrido. Me explico. A los amigos los conocemos bien y las rutinas con ellos suelen ser parecidas; sabes que quedas con un grupo  determinado y acabas en una mesa de esas en las que frente a ti hay flanqueadas tres tipos de copas, con otros sabes que irás de barra en barra incluso tienes altas probabilidades de acabar haciendo equilibrios con un plato de aceitunas en una mano y la cerveza en la otra en la calle, y pobre de ti si quieres fumarte un cigarro. Para el primer grupo puedes ir con un zapato de tacón estupendo que estiliza tu figura, y eleva la autoestima y las zonas nobles a partes iguales, para el segundo -salvo que sepas que después vienen copas en sofá de Friends- es mejor acudir con zapato bajo aunque veas reducido tu atractivo a la mitad. Al menos en mi caso.

Dentro del segundo grupo de la teoría anterior, la de los amigos de bares,  está la teoría de la banqueta. Es también de calado femenino. Y por supuesto tan subjetiva como la anterior. En ocasiones, la ruta de barras puede permitir el acceso a una banqueta (vulgo taburete) para sentarte. Esto no se puede adivinar antes de salir de casa, pero si no se va a experimentar por nuevos lugares, cual Miguel de la Quadra Salcedo del tapeo, puedes conocer las probabilidades que tienes de acceder a uno. El taburete es especie en extinción y bien codiciado. Si confías en que pillarás uno y que para ello no tendrás que utilizar un acceso privado en unicornio,  puedes aceptar el tacón como calzado (con los beneficios antes enumerados) pero entonces hay que aceptar que se entra un poco en categoría de yaya, que tendrás que esforzarte en tener la espalda derecha para no parecer una alcayata en lontananza y que no sabrás que hacer con el bolso. Es cierto, todo hay que decirlo, que se están añadiendo unos percheritos bajo barra para tal función, pero no siempre están. Se debe optar entonces por bolso pequeño, de colgar, o que se pueda dejar sin problema en una esquina.

Por último, y no menos importante, está la teoría del vino vs cerveza. Esta teoría tiene un corolario con las copas o cafés. Expongo. Hay momentos en los que la charla que acompaña a las bebidas en cuestión van a ser divertidas y anecdóticas, llenas de risas y buen humor. Estas conversaciones pueden llegar a pedir a gritos una cerveza como acompañamiento ad hoc porque no importa las veces que tengas que ir al baño o que el camarero sea llamado para que “llene, por favor”. Sin embargo hay conversaciones más sesudas, ya sea porque conoces la naturaleza de la conversación previamente (mal de amores, problemas en el trabajo) o porque conoces al contertulio y sabes que acaba en discusiones existencialistas, bien, este tipo de diálogo marida con vino, bebida que requiere poca micción y se bebe con más relajo y por tanto con menos interrupciones del profesional dedicado a la distribución incesante de elixires alcohólicos, incluso -en algunos lugares- es posible pedir directamente la botella y no buscar más interrupción. Cuidado con esta opción que a veces hay que salir tuerto del establecimiento a la hora de pagar la botella entera. Esta teoría también se puede aplicar a las copas y al café por las mismas razones.

Todas estas cosas me las planteo antes de salir de casa, calzarme, elegir bolso o pedir una bebida. Igual es complicarme la vida. Por supuesto cuando los planes son espontáneos, me divierto igual, escucho igual y busco el baño rezando para que no esté en modo charco, de la misma manera. A  lo mejor no debía haberlo contado, sobre todo porque ahora cuando me encuentre a alguien por la calle va a saber a lo que voy…

 

Anuncios

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s