DIÁLOGOS CON UN GALLEGO: JL ALVITE

Acabo de leer un artículo magistral de Antonio Burgos, sobre la muerte de Pepe Luis Vázquez…una maravilla hecha arte en el “abesé” ya sabes que soy taurina, pero tampoco hace falta para descubirse ante semejante recuadro. Soy taurina si, se que lo respetas y no te entusiasma. Recuerdo que me contaste que durante un tiempo te invadió parte de su magia pero no recuerdo el motivo para que la abandonaras…será la falta de cosos en tu tierra verde, fértil y celta.
La estética taurina, como la cofrade o religiosa, la carnavalera, de ferias y romerias, de olivos “vareaos”, de hombres “de la mar”, de ocasos de bares y tabernas, la andaluza en si, la sociología de mi tierra, incluso … a base de topicazos, me gusta, me llena, como a ti (y a mi también, que no es excluyente) tu mar, tu musgo, tu piedra, tus bosques, tu nube…
Critico mucho cuando el sevillano se convierte en un ser ombliguista y ajeno a la realidad del resto de la comunidad o del pais, porque Andalucía no es Sevilla, pero también está Sevilla, y los autores sevillanos y reconozco, que igual que tu no eres profeta en tu tierra, por increíble que me parezca, mis andaluces de pro no son profetas en España, aunque algunos si son reconocidos por la tierra que los parió: Andalucía. No sé si son culpables o no, no sé si es cuestión de ellos o de los otros… si es que existen dos bandos, que no lo creo, pero igual que los Quintero, que Murillo, que Lorca, el andaluz actual es propio pero se expande, y cuando hay arte, ese mismo arte que tantas veces reconozco en tus letras Alvite, me sobrecoge y me emociona.
Es la emoción física y maternal, se entremezcla el orgullo de mis paisanos hablando de lo mío, de lo nuestro, con el síndrome de Stendhal.
Soy facilmente impresionable, pero reconozco que me emociono igual con una soleá, que con un edificio barroco, con un cuadro, un texto, o un juego de nubes.
He leido poemas a Triana, cuentos a la Alhambra, textos redondos a una mujer vestida de flamenca, he oido rezos hechos cantes, cantes en plegarias, flamenco arropado por el compás en una mesa, acompañados por los brazos en alto con manos como mariposas al baile por sevillanas, he visto niños al sol, mujeres majando en un mortero, tardes de silla a la puerta de la casa, ampollas costaleras, silencios en la Plaza mientras se mece un capote, flamencos rosas acogidos por marismas, linces, montañas, torrijas, roscos, dulces, macetas, desierto, nieve, mar y océano templados por la guitarra…y es que mi tierra es muy grande, con todo lo que implica, y mi gente…mi gente es grande y se puede nacer en Bulgaria y ser andaluza como se puede ser senegalés y del Perchel malagueño.
No diré que lo mío es lo mejor, me emocionan muchas cosas, pero lo mío…lo mío me da pellizco…¡Qué quieres que te diga!?

Anuncios

Un comentario en “DIÁLOGOS CON UN GALLEGO: JL ALVITE

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s