APLAUSOS AL ALMA

Desde el espejo su reflejo la saludó, usó una gran cinta para apartar el pelo, algo descolorida y hasta un poco deshilachada y comenzó a maquillarse con parsimonia, sentada y con aquel magnífico surtido de pinceles cual Van Gogh, y con todos aquellos botecitos como acuarleas del rostro, se sentía casi como un hombre del Renacimiento modificando la blancura de su piel como si de un vigen lienzo se tratara.
Era su momento preferido para pensar, para repasar sus cosas, para soñar con los ojos abiertos, su pasatiempo favorito, usar la imaginación para evocar situaciones, vivencias, circunstancias imposibles o incluso posibles en las que era la principal protagonista, aunque fuera bailando un vals con la muerte.
La muerte, el abismo, la nada…la oscuridad eterna, el final.
¿Vende más la tragedia? ¿Viste más la melancolía? ¿Atrae más un drama? ¿Interesa más la desdicha? ¿Prefieren el dolor?, mientrás intentaba contestarse a tantas preguntas sonrió, conocía las respuestas, el género humano no soporta la felicidad ajena, en el manual de las buenas personas está escrito con letras grandes, “alegraté por lo bueno que le ocurra a los demás” pero no era así, no se soporta el éxito ajeno, la felicidad del de enfrente, aunque sea en las pequeñas cosas y ella…era feliz.
Ya sabía que nunca sería un personaje en boga, no sería portadas de las revistas, no notaría más que miradas de envidia, comentarios de bisturí y falsas sonrisas.
Tenía que reconcer que le fue bien en la vida, nada fue gratis, pero tuvo suerte, la que se necesita para estar en el momento justo, en el lugar adecuado, sí, ella servía, no se iba a cubrir falsa modestia, pero…¡cuánta gente es válida y no lo consigue!
Llamaron a la puerta: ¡Señorita, cinco minutos y a escena!
Tomó aire, y lo soltó despacio, se quitó la cinta del pelo y se colocó la melena.
Un vistazo global en el espejo, perfectamente caracterizada se metió en su papel.
Las tablas del teatro le esperaban y los aplausos que le alimentaban el alma los esperaba al final.

Anuncios

2 comentarios en “APLAUSOS AL ALMA

  1. Estas perdiendo el tiempo,
    pensando, pensando;
    por lo que mas tu quieras,
    hasta cuando, hasta cuando.

    Y así pasan los dias,
    y yo desesperando,
    y tu, tu, tu contestando;
    quizas, quizas, quizas.

    J. N.

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s