COLABORA CON TU BANCO…DE ALIMENTOS

Queda un mes para Navidad, para que Chencho se pierda en la Plaza Mayor de Madrid, lloremos pensando que ¡Bello es vivir!, echemos de menos a los que ya no están y miremos con envidia a los agraciados por el sorteo de la Lotería Nacional, aunque este año el señor Montoro, de profesión sus ministerios, nos regala -con su particular sentido del humor- que gastemos menos en envidia, y así cuando las televisiones acudan a las administraciones premiadas, y veamos saltar a esos ciudadanos llenos de suerte y cava en vaso de plástico pensemos…”Ya vendrá Hacienda con las rebajas”.

La familia, en esos días, se une a veces con alegría y otras con cierto compromiso, pero al final suele quedar un buen sabor de boca o resaca, en ambos casos el resultado es entre analgésico emocional y prometedor: sólo puede ir a mejor. En estos años de ajustes, nos entra un moderado ataque de consumismo para obsequios pero no perdemos la ilusión de conseguir que la tensión arterial y los niveles de colesterol se nos disparen y no de cualquier manera, lo hacemos sólo a costa de horas de cocina con esos olores que se mezclan e inundan la escalera de la comunidad.

En esas fechas de paz, amor, mensajes de whatsapp, uvas y turrón solemos ser un poco más solidarios, quizás sea por el frío, por que hacemos esfuerzos monetarios en casa o porque en el fondo no somos tan malos como nos pintan, pero lo cierto es que la mayoría se rasca el bolsillo, manda algún sms de los que nos proponen en los medios de comunicación, dejamos en la colecta una aportación más generosa o entregamos alimentos y juguetes para que las organizaciones encargadas, -que son las que mejor lo hacen-, las repartan.

Banco de Alimentos hace este viernes y sábado, 29 y 30 de noviembre, una gran recogida nacional de alimentos con su lema: “Contra el hambre y el despilfarro”, buscan nuestra solidaridad para ayudar a los que menos tienen, es por eso que esos dos días los voluntarios estarán en los supermercados de barrio y grandes superficies desinteresadamente que es esa otra manera ayudar a los demás. Estas organizaciones no sólo reparten comida a los que más lo necesitan, también trabajan sin descanso sin recibir nada a cambio.

Este próximo fin de semana me reconcilio con mi especie que sale de la selva y del egoísmo social para ocupar su tiempo, entregar su dinero y emplear su fuerza en ayudar a los que más lo necesitan. Personas en exclusión social y familias que hasta hace algo más de un par de años disponían de su vivienda y su vida, y hasta sus de caprichos, que se ven en la cola de Cáritas y en los comedores sociales. A veces esa bolsa de comida es para añadirlo a la pensión de uno de sus mayores que de repente vuelve a ser la cabeza de familia. Por eso este fin de semana, toque o no ir al super, acérquense y sean generosos, los hay que solo cuentan con nosotros, no les fallen.

Anuncios

2 comentarios en “COLABORA CON TU BANCO…DE ALIMENTOS

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s