SHE IN NOTTING HILL

“Notting Hill” es una película de las que me hacen hervir las emociones, -o las hormonas-, que me hace tener la sensibilidad a flor de piel. Una guapa e importante mujer, un hombre tímido y normal, libros y una historia de amor; todas las apuestas a favor de la hecatombe. La película, sin más logro que unos actores muy buenos, unos escenarios comunes y una banda sonora especialmente bien cuidada es una de tantas comedias románticas de las que me reconozco seguidora. Quizás estaría mejor decir que soy aficionada al cine rumano subtitulado en serbocroata, pero mi realidad es mucho más plana, me gusta el cine norteamericano, las superproducciones y las comedias de amor. Todo esto, soy absolutamente consciente, me expulsa del Olimpo de los artistas y la progresía. No se puede tener todo.
Durante el film reconozco que no soy muy consciente de esa música maravillosa, y es que cuando a mi me gusta una banda sonora es porque no la encuentro, porque está perfectamente aunada y es el complemento ideal, como el pequeño bolsito acolchado de Chanel para los trajes de chaqueta de tweed, que pese a no resaltar se queda en el recuerdo el impacto del conjunto, en este caso, un suave aroma musical. Entonces es cuando busco su banda sonora y compruebo que mi olfato auditivo no se ha equivocado y una y otra vez la escucho hasta que por fin vuelvo a ver la película disfrutando no sólo de la trama y la escena, si no también de reconocer el envoltorio hecho canción.
“She” es sin duda una de las canciones que más tarde he descubierto pero que más me han impresionado. La melodía me va meciendo las emociones, vuelo sin motor de la nostalgia a las lágrimas pasando por la sonrisa; siempre se cuela entre sus notas un recuerdo que se ajusta en mi memoria y durante los a penas tres minutos que dura la canción abandono la realidad y me instalo en ese otro momento paladeando lo que fue en mi vida. Y si escucho con detenimiento la letra, entro en un complejo adolescente de verme representada y pienso que ojalá haya quien también me vea tan especial y tan distinta, tan inolvidable y contradictoria y entonces….deja de sonar la música..
 
 
 
 
 

(La canción originaria, creo, de Charles Aznavour gana en la versión de Elvis Costello)

Anuncios

2 comentarios en “SHE IN NOTTING HILL

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s