SIN ÁNIMO DE CABREAR

A media mañana he abierto el twitter para saber las noticias que había y me he encontrado nuevamente el suicidio de otro hombre que al que iban a desahuciar

y la noticia, justo el tuit anterior, el de arriba, era que IU le debe a Hacienda un millón doscientos mil euros.
No analizo en ese caso la casuística de las hipotecas, las posibles soluciones, si la culpa es de los bancos, si del que firmó, si al cincuenta por ciento, si tiene que existir moratoria real o pago de la deuda con la entrega de la propiedad…
Si entro levemente en condenar la doble moral de algunos partidos políticos que piden luz y taquígrafos para unos, escondiendo lo propio y que además se auto proclaman abanderados de las causas de los “pobres”. Perdonen que tire de demagogia, pero quizás los señores y señoras, ¡faltaría más!, de Izquierda Unida deberían coger boli y papel o en su defecto la calculadora del móvil o el iPad de trabajo y dividir esa cantidad, la repito, un millón doscientos mil euros, entre la cantidad del subsidio de los tan cacareados cuatrocientos euros.
Lo llamativo en este caso es como estos dos titulares conviven en nuestra sociedad.
Yo, la verdad, y lo digo en serio, con lo exaltado que está todo el mundo, con los nervios que hay, con la necesidad que tienen muchas familias me espero cualquier cosa. No creo que sea un movimiento bélico, ni veo amenaza real hoy por hoy de un grupos ultras (habrá, tarde o temprano) pero alguien desequilibrado que ya no pueda más y que se tome la justicia por su mano, creo que si. Personas que antes de darse por vencidos y bajar los brazos, que justo antes de lanzarse al vacío vayan a su oficina bancaria o a un político y la emprendan a tiros, como ya sucedió, es verdad que por desgracia, lo espero, quien tiene todo perdido no siempre razona sin venganza, aunque sea una postura equivocada.

Pararse a pensar en los privilegios de los bancos, del Rey, de los partidos políticos, de esos millares de consejeros delegados de la nada que han cobrado indemnizaciones exageradas aún no tenemos claro a cuento de qué, hasta las deudas de los clubes de fútbol …. y mantener la cabeza fría con el estómago vacío es difícil.  La línea para mantener la calma supongo que no es, ni más ni menos, el tiempo que lleven en ayunas sus hijos, o que te echen de tu casa. El abismo del futuro incierto.

Por suerte hoy puedo escribir desde la sorpresa de la tranquilidad que están demostrando muchas de estas personas, sin dejarse llevar por los instintos. Supongo que en España pasará como en Grecia y en Italia, y que en las próximas elecciones  habrá mil partidos de los “minoritarios” con representación parlamentaria que llevarán a lo que los periodistas llaman, un “Parlamento ingobernable”, y acepto la definición porque es lo que sucede, pero se da esa característica por los políticos no quieren remangarse de verdad y ponerse a trabajar, aceptando y debatiendo ideas que sean buenas para todos y todas, ¡faltaría más!, vengan del partido que vengan. Supongo que pese a todo, creen que no les va tanto en el sueldo.
 
 
Anuncios

3 comentarios en “SIN ÁNIMO DE CABREAR

  1. Así es, estamos a un paso de que la gente pierda la calma y la justicia sea sustituida por la venganza. Como señalas en tu texto, es dificil mantener la sensatez con el estómago obligado a un ayuno forzoso y prolongado. Por desgracia, crece cada día el número de personas que viven en un hogar al que se entra por la puerta de una nevera vacia.

  2. Estamos en el entresuelo discutiendo por los olores, el del primero, el segundo y el tercero, mientras la mierda viene de la azotea. Aquí nos tienen en discusiones peregrinas, cargados de falacias, los de arriba, que siguen a lo suyo celebrando nuestra ceguera.

    http://vimeo.com/44055437

    Tenemos un problema de superpoblación gravísimo, y un sistema económico-financiero que pretende crecer hasta el infinito en un planeta finito. Alguien casi infinitamente rico es consciente, hace tiempo, de que se queda sin planeta. Miremos más alto.

  3. Hace tiempo que me asombro de que no haya habido un suicida que antes de quitarse la vida por una situación de extrema desesperación se haya llevado a unos cuantos “chorizos” por delante. A caso la sociedad ha llegado al extremo de no pensar en castigar a los que nos castigan??
    Y no solo los suicidios por desahucio, me da que pensar ¿que habrá detrás de esas horribles noticias de que un padre de familia antes de pegarse un tiro se lo de a la mujer y a los hijos, locura o desesperación??

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s