GURÚS

Hay dos maneras de enfrentarse a la vida y por ende al amor: decir que tienes hambre y que todo el mundo sepa que te vas a comer el mundo a mordiscos o sentarte a que te sirvan la comida después de haber ido a un buen restaurante.
A los primeros, hombres y mujeres, se les dice que son sagaces, astutos, intrépidos y aunque tientan a la suerte muchas más veces y descubren su juego en el primer movimiento, también es cierto que aumenta su riesgo y por extensión la posibilidad de acabar con el corazón destrozado.
Los segundos, también hombres y mujeres, suelen ser personas más comedidas socialmente, puede que más elegantes, respetuosos, reposados, su caminar es más lento, más pausado y no corren riesgos innecesarios, tienen un punto de cobardía, prefieren estudiar la carta de platos antes de acceder al menú degustación en el que irremediablemente y por una terrible casualidad, el plato que menos te gusta es el último que comes y que deja un peor regusto en la boca con lo que afrentas los postres con una avidez que en ocasiones sienta mal.
Entre estos dos grupos viven y conviven los libros de autoayuda sentimental, unos los leen, los primeros, justo al acabar una relación, para reafirmarse asi mismos y los otros con auténtica fruicción como si fueran sus biblias de cabecera. Y no es broma, para algunos son leitmotiv en sus vidas.
Estos gurús del sentimiento que escriben libros muchas veces sin ningún tipo de especialidad médica son como radiaciones al alma. No hace mucho que llegué a la conclusión que su consumo y seguimiento por estas personas es como la del paciente de cáncer que en plena quimioterapia, agobiado por los distintos efectos secundarios del tratamiento curativo deciden adentrarse en el mundo homeopático dejando atrás la medicina convencional, estos enfermos al principio sienten una notable mejoría pues desaparecen vómitos, mareos, pérdida del cabello…pero no es más que un espejismo y cuando por fin se convencen del error vuelven a la planta de oncología cuando ya no hay remedio.
Igual que hay un proceso cicatrizante de una herdida, una convalecencia de una operación quirúrgica o una rehabilitación física, las heridas, dolores y sufrimientos del alma, del corazón, requieren un tiempo para curarse y cualquier otro atajo solo lleva a engaño, a más sufrimiento o a tener que volver a pasar por quirófano.
A nadie le gusta sufrir, pero la condición humana nos hace débiles y proclives a él, la confianza, la esperanza y una sonrisa hacen muchísimo más por las personas que un millón de palabras convertidas en best seller.

Anuncios

5 comentarios en “GURÚS

  1. Has acertado de pleno en la definición de esa especie de homeopatía sentimental y has clavado el diagnóstico con una soltura literaria no exenta de minuciosa precisión argumental. En realidad los libros de autoayuda solo son de consumo comprensible en personas que a su baja autoestima personal desean añadir el lastre de un escaso aprovechamiento de la lectura. Los pájaros se aparean sin problemas porque se dejan llevar con naturalidad por sus instintos, y,sobre todo, gracias a que de la tentación de los libros de autoayuda los salva la suerte inmensa de que no saben leer.

  2. Por un error omiti en el anterior comentario que el autor del texto soy yo, José Luis Alvite. Lo puntualizo porque por deformación porfesional no suelo recurrir al anonimato. Gracias.

  3. Me encanta como está escrita la columna……., ¿ va por alguien ?, aunque discrepo, no es que haya que coger todo lo relacionado con “las ayudas y autoayudas”, ya venga de personas o libros, tajante y sectariamente, pero creo que a veces ayudan a limpiar el cristal para que se pueda ver más claramente el camino, teniendo en cuenta que el camino solo puede decidirlo y verlo realmente uno mismo.
    Eso sí, hay que tener en cuenta en manos de quién se cae

Deja un comentario si te apetece por fi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s